Asociación Ciencia de Paz
Apartado nº 33
49630 - Villalpando (Zamora), España
Tel: +034 690165498
info@cienciadepaz.org

Sigmund Freud

El subconsciente

Nos pensamos como seres libres, nuestro yo se cree el dueño de nuestra vida y destino. Eso es así solo en una pequeña medida. Las decisiones que tomamos, creyendo ser los autores, están muchas veces determinadas desde una parte poco visible de la mente. Este es el subconsciente.

Los habitantes del subconsciente.
Son complejos y se llaman así. Son fuerzas que nos mueven, toman posesión de nosotros y dirigen nuestra conducta en esos trances. Tienen autonomía respecto de nuestra voluntad, su memoria y sentimientos propios. Son una fuerte causa de sufrimiento.

El psicoanálisis
Si los complejos se hacen conscientes, puede ir siendo integrados en la personalidad. Tumbado en un diván hablo con el Dr. Freud y él va ayudandome a que salgan a la luz mis complejos. Así, su fuerza va disminuyendo y cada vez me siento más liberado de su carga.

El origen del subconsciente.
El subconsciente se origina según Freud a partir de experiencias olvidadas, vivencias traumáticas, sobre todo infantiles.
Los complejos estarían formados por deseos reprimidos por la cultura, la educación, los padres.
El complejo más importante es el de Edipo. Para Freud, es atracción sexual hacia la madre por parte del hijo varón y celos hacia el padre..
En la mujer es el complejo de Electra, atracción sexual hacia el padre y celos hacia la madre. La energía que mueve el subconsciente, llamada líbido, es de naturaleza sexual según Freud.

Según Sigmund Freud hay una mente subconsciente.:
  1. La energía del subconsciente es de naturaleza sexual.
  2. El subconsciente se genera al hundirse en el olvido experiencias personales traumáticas experimentadas sobre todo en la infancia.