Asociación Ciencia de Paz
Apartado nº 33
49630 - Villalpando (Zamora), España
Tel: +034 690165498
info@cienciadepaz.org

El Budismo, una Psicología Espiritual.

La psicología en nuestra cultura.

La psicología empezó muy bien en occidente. Simund Freud describió el inconsciente y comenzó a aplicar el psicoanálisis.
Si la raíz del sufrimiento está en la mente, vamos a estudiar la mente.
Su discípulo rebelde Carl Gustav Jung, buceó en aguas mucho más profundas y describió el inconsciente colectivo.

- El psicoanálisis no resultaba 'productivo' según el espíritu de la época, se buscaba tratar al máximo de pacientes en mínimo tiempo, como un mecánico de coches o como un médico de la seguridad social. Lleva tiempo, dedicación y esfuerzo arreglar el alma humana maltrecha, así que la psicología fué tomando otros rumbos.

- La escuela 'Conductista', con origen en Paulov y su famoso perro, partía de los supuestos de la filosofía materialista que imperaba en Rusia. Luego derivaron otras escuelas, Cognitivas, etc..
A excepción del psicoanálisis, practicamente todas las escuelas occidentales tienen una visión de la mente como un producto de la actividad neuronal. Lo mental no es un principio que goce de cierta independencia. Esta forma de pensar, querer explicarlo todo a través de la materia, es una de las manifestaciones de la gran enfermedad de la cultura, y parece haber contagiado a la propia psicología. (Esta es al menos la opinión de Carl Gustav Jung).
Hoy día hay psicólogos 'muy buenos' que trabajan para agencias publicitarias en el diseño de los mensajes inconscientes que deben contener los anuncios, con objeto de generar la 'necesidad' de un nuevo producto que se lanza al mercado.

La cultura ha digerido en gran medida a esa ciencia apenas naciente.

Una psicología próxima al Budismo.
Esa es especialmente la psicología de Jung.
Visto desde Jung, todo ese mundo de deidades, mandalas y símbolos, cobra sentido.
Las prácticas de visualización, los mantras, los rituales, las iniciaciones.
Todo ello puede ser entendido como una aproximación hacia el inconsciente usando su propio lenguaje.
Si la raíz del sufrimiento está en la mente como dice el Budismo, y si la mayor parte de la mente es inconsciente como dice la psicología junguiana, hay que hablarle a esa mente, hay que comunicarse con ella y hay que hacerlo en su idioma, en el lenguaje del símbolo para que ella lo entienda y hacerlo en forma positiva.
El lenguaje racional solo llega al cerebro, no a la mente profunda. Ni siquiera al cerebro, solo a los lóbulos frontales. El lenguaje de la mente profunda es mágico, y la magia es mucho más antigua que la ciencia y que la pura razón. Viene desde la edad de Piedra.
La psicología de Jung permite que la mente racional occidental, nuestro cerebro 'sapiens', comprenda un poco trasfondo ancestral de la mente, un oceano que se extiende mucho mas allá de la simple actividad neuronal.
Para la psicología de Jung la 'psique' es un principio, no un simple efecto.
Para el Budismo, el cuerpo es la 'mente burda' hay una mente sutil y otra muy sutil, y esta última viaja de un cuerpo a otro. La reencarnación no es un dogma en el budismo, es un descubrimiento psicológico.